Noticias

XIX Encuentro Rural de Cáritas sobre la participación en los pueblos

En torno a 90 personas se dieron cita el pasado sábado en Izarra, en la décimo novena edición del Encuentro Rural de Cáritas. En esta ocasión, el tema elegido para este espacio de formación y trabajo fue la participación. El encuentro ofreció a los y las presentes una reflexión sobre la importancia de la participación en el avance y desarrollo socio comunitario de nuestros pueblos, al tiempo que presentó ámbitos distintos de participación dentro del medio rural alavés.

Tras la bienvenida de la alcaldesa de Izarra, Begoña Ganzabal, y los saludos del secretario general de Cáritas, Ramón Ibeas, y del vicario general de la diócesis, Carlos García Llata, dio comienzo el encuentro rural. García Llata, en representación del obispo D. Juan Carlos Elizalde, puso en valor el encuentro rural de Cáritas como manifestación de identidad diocesana: “nuestra fe es una fe eclesial vivida y compartida; es una fe diocesana. Encuentros como este animan a ver que la fe sirve para algo: para abrir nuestras puertas a los demás”.

Siguió la oración del grupo de Cáritas de Araia y tras ella la ponencia “Llamados a la participación” que ofreció Alicia Suso, de Cáritas Bizkaia. En la Cáritas hermana, Alicia Suso, trabaja en programas de empleo e inserción en la zona de Encartaciones, Durango, Gernika…

En el arranque de su charla, la ponente señaló la importancia de la formación para tomar parte de procesos de participación y desarrollo comunitario. Y lanzó una pregunta: ¿Participamos o no participamos? Esta cuestión lanzada al aire, pretendía despertar una reflexión sobre si aquello a lo que llamamos participación lo es realmente. La respuesta a esta pregunta está en el origen etimológico de la palabra “participación”, que en latín refiere a tomar parte de algo, a agarrarlo.

Los diferentes conceptos de participación que pueden darse tienen, en palabras de Alicia Suso, un valor común: que todos ellos se dan dentro de procesos para el desarrollo cultural y humano de las personas que componen un grupo. Si bien es cierto que la participación individual se da, no lo es menos que la participación que se ejerce en Cáritas tiene carácter eminentemente comunitario: “puede generar un bienestar individual, pero está dirigida al bienestar colectivo”.

La participación no es tal sino se dan dos elementos: la toma de conciencia y el cambio. Además, para una adecuada participación esta debe ser consciente, deliberante, responsable, activa, organizada y sostenida.

¿Qué hace falta para participar?

Querer, saber y poder. Esos tres elementos son los que Alicia Suso ofreció a las personas asistentes como necesarios para abordar procesos participativos. Es necesario querer, tener una motivación y una sensibilidad hacia el tema sobre el que gira el proceso. Hay también que saber: “a veces no se generan espacios adecuados de participación para las personas porque no se les ha preguntado nunca qué es lo que saben o pueden aportar sobre un determinado tema”. Y por último, se necesita poder participar: en los procesos hay que ser capaces de generar mecanismos que hagan posible la participación.

¿Es lo mismo participar en la ciudad que hacerlo en los pueblos?

No. No es igual porque hay elementos sociales diferenciadores. En los pueblos hay una tradicional preocupación por lo comunitario, el conocimiento entre las personas y el conocimiento de los espacios es máximo, hay sentimiento de identidad compartida, se forma parte de redes generadas y recursos compartidos…

En ocasiones ocurre que los espacios de participación se crean sin tener en cuenta las carácterísticas propias del grupo social. En los pueblos se dan, además, acciones participativas que por ser consideradas menores no se valoran en toda su importancia: “organizar una chocolatada, organizar unas fiestas… llevan trabajo y son actividades importantes. Son muchas las personas que participan en actividades similares en favor de la comunidad”.

¿Participar para qué?

“Para mejorar nuestra calidad de vida y la de los demás, para ayudar a las personas que atraviesan dificultades, para dejar a nuestros nietos y nietas un pueblo mejor, para disfrutar, por solidaridad, para decidir cómo queremos vivir”.

Tras el descanso, siguieron los talleres previstos y la distribución en grupos para conocer distintas iniciativas de participación en los pueblos: Concejo, Kuartango Solidario, Red de Mujeres Rurales de Álava, sindicato agrario UAGA y la Mesa de Participación Vecinal de Oyón.

De vuelta al grupo grande, Jesús Gutiérrez, trabajador social en la animación de las Cáritas rurales presentó la campaña lanzada por Cáritas (ayer) para promover la captación de socios y socias que apoyen a la institución en su trabajo. Para cerrar este espacio informativo, se ofreció una muestra del total de los videos editados para dar a conocer la campaña “Sé parte de la solución contra la pobreza. Hazte de Cáritas”.

El XIX Encuentro Rural de Cáritas se dio por finalizado con al actuación del coro de Urkabuztaiz.

0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.