Mayores

Cáritas trabaja por el reconocimiento social, participación, promoción y autonomía de las personas mayores. Desde el estudio y análisis de situaciones se coordinan y apoyan distintas iniciativas parroquiales para cubrir las carencias detectadas.

Trabajo directo en las parroquias. Se trata de facilitar la participación de las personas mayores en la vida de la comunidad parroquial, partiendo de sus necesidades. Para ello, desde el programa se proporciona un lugar de acogida y encuentro donde realizar actividades culturales, lúdicas, deportivas, religiosas y de ocio, en general. Además se promueven espacios de promoción social y reflexión.

Clubes parroquiales. Proporcionan un espacio de ocio, relación y promoción psicosocial. Desde estos clubes se impulsan actividades manuales, culturales, deportivas, religiosas y recreativas.

Trabajo en colaboración con las residencias de mayores. El objetivo de esta actividad es proporcionar escucha, apoyo y compañía a las personas residentes y servir de lazo de unión con el exterior. Esta labor supone la participación en algunas actividades organizadas en las residencias y la motivación para, a su vez, suscitar que participen en otras actividades organizadas por Cáritas. Estas colaboraciones se llevan a cabo bajo supervisión de la persona responsable de la animación sociocultural de la residencia.