Noticias

Cáritas, FACIAM y FEANTSA recuerdan en el Día de Sin Techo que ‘su historia es parte de la nuestra’.

17 de Noviembre de 2009

Cáritas, FACIAM y FEANTSA recuerdan en el Día de Sin Techo que ‘su historia es parte de la nuestra’.

Con esta jornada, que se celebra el 22 de noviembre, se quiere denunciar la carencia de derechos y las dificultades de acceso a los mismos que tienen las personas sin hogar.


Cáritas
. 17 de noviembre de 2009.- El próximo domingo 22 de noviembre se celebra el Día de los Sin Techo 2009, una convocatoria anual impulsada por Cáritas, FACIAM y FEANTSA España que en esta edición lleva como lema “Su historia es parte de la nuestra. Todos contamos”. A través de la intensa agenda de actos que se han programado en toda España, las entidades convocantes quieren “poner encima de la mesa, con transparencia, desde la realidad que vivimos y tocamos, la carencia de derechos y el acceso a los mismos que tienen las personas sin hogar en nuestro país: salud, vivienda, educación, tutela judicial, asistencia social”.

Diversidad y participación

Con esta campaña, FACIAM (Federación de Asociaciones de Centros para Integración y Ayuda a Marginados) FEANTSA España (Federación Europea de Asociaciones Nacionales que trabajan con personas sin hogar) y Cáritas recuerdan a toda la sociedad que los sin techo son ante todo personas, que existen, tienen su propia historia, son ciudadanos y viven aquí, formando parte del resto de la sociedad.

Este año se llama especialmente la atención sobre los aspectos de la diversidad y la participación. Y es que, como señalan las tres entidades promotoras de la jornada, “las personas en situación de exclusión, aún sin tener realmente acceso a los mismos derechos y oportunidades que la sociedad que los excluye, han de tener también derecho a ser diferentes; no va un escalón antes que el otro, pues ambos son inherentes al ser humano”.

Para Cáritas, FACIAM y FEANTSA “se trata de un camino único que nos lleva a reclamar igualdad y también diferencia y diversidad en una misma tela pintada con letras grandes y de colores; mismas oportunidades y derechos, y diversidad de vivencias y respuestas. Un camino que cada persona ha de querer recorrer… un camino que, como decimos con frecuencia, no tiene meta”. Esto significa que es necesario buscar “acuerdos” para convivir. Y es que “muchas personas que están viviendo en la calle han de volver a recorrer un sendero identitario que también pasa por respetarse a sí mismos y amarse a sí mismos, además de reconocer al otro –ya sea otra persona sin hogar o, como solemos decir, una persona normalizada–, de amar al otro”.

Este año, a través del lema del Día de los Sin Techo se quiere subrayar que “la libertad de cada uno, se construye en común con el otro” y que “ya no vale con respetar al diferente, aunque sea es un buen comienzo”. “Tras el respeto –explican los responsables de la jornada– siempre viene el encuentro, y ahí, es donde se funden y somos conscientes de que se funden nuestras historias. Como excluido, como incluido, como ser humano al borde del abismo o viviendo en medio de la meseta”. Y añaden: “Soy vecino, porque vivo en un pueblo, porque vivo en una ciudad. Soy ciudadano, ahora vivo en este país. Soy ciudadano del mundo. Y lo soy, porque tengo acceso al ejercicio de derechos y estoy capacitado para asumir responsabilidades.

Trabajar por otro modelo de sociedad

Cáritas, FACIAM y FEANTSA recuerdan que “esta crisis que vivimos no ha nacido de la nada; es la consecuencia de un tipo de sociedad que se ha ido creando durante años”. Por esa razón, exhortan a la ciudadanía a trabajar por otro modelo de sociedad “donde todos y cada uno tenemos algo que aportar con una organización social participativa, un reparto equitativo de recursos y oportunidades, una producción de bienes y servicios orientada al servicio de la comunidad, unos factores de producción remunerados de acuerdo a la dignidad del trabajo humano, y un intercambio de bienes y servicios entre iguales dictado por el consenso y no por grupos privilegiados”. Se apuesta, en suma, por una sociedad “donde ningún individuo es despreciable, todos iguales en una dignidad común y una diversidad que nos enriquece a todos”.

Efectos de la crisis en las personas sin hogar

Aunque el impacto de la crisis afecta a un número creciente de personas, tiene unos efectos muy concretos sobre los sin techo. Según se constata en un estudio conjunto realizado por el Servicio de Estudios de Cáritas y el Programa de Personas Sin Hogar, la población de personas sin techo analizada se ha caracterizado durante 2008 por una presencia mayoritaria de hombres (90,5%), el mayor número de sin techo autóctonos (72%) frente a los inmigrantes (28%), y una edad media cercana a los 40 años

Asimismo, se confirma que las dos causas principales que están llevando a nuevas personas a vivir en la calle son la pérdida de empleo y la adicción a drogodependencias, junto con la pérdida de vivienda habitual y la falta de redes familiares de apoyo. En el caso específico de las personas sin hogar inmigrantes las principales causas son las dificultades que tienen para acceder al empleo (generalmente, por discriminación), las situaciones de irregularidad administrativa y la ausencia de redes de apoyo.

Cáritas denuncia, además, que en este momento de crisis apenas un tercio de los sin techo están siendo atendidos por lo servicios sociales públicos y que muchas de las personas atendidas por Cáritas realizaron hace años un proceso de inserción y lograron su autonomía personal, pero que ahora vuelven a solicitar ayuda.

En el citado estudio se prevé que a finales de 2009 y durante 2010 aumenten notablemente las peticiones de ayuda en los centros y recursos de sin techo, cuando ya tanto las redes sociales y familiares como los recursos y las prestaciones públicas no puedan dar respuesta a la situación de desempleo y crisis económica actual.

Invitación a las Administraciones y a los medios de comunicación

Cáritas, FACIAM y FEANTSA lanzan una invitación específica tanto a las Administraciones públicas como a los medios de comunicación para avanzar en el reto de que la historia de los sin techo sea parte de la nuestra.

A las Administraciones se les reclama hacer visible a las personas sin hogar en situación “oculta”, desarrollar alternativas reales de inserción; garantizar un Sistema Nacional de Salud equitativo (universal, gratuito y accesible) con extensión y calidad para todos; y realizar planes de vivienda con un mayor porcentaje de vivienda social.

Por su parte, a los medios de comunicación se les invita a abordar contenidos informativos objetivos sobre las personas sin hogar, a generar mensajes dirigidos a luchar contra su discriminación y estigmatización, y a promover la sensibilidad y el interés de la sociedad por la realidad de las personas que viven en la calle en situación de pobreza.

Documentos relacionados

0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.