Noticias

‘Hoy llega nuestra nueva casa’.

13 de Octubre de 2009

‘Hoy llega nuestra nueva casa’.

Cáritas distribuye las primeras 660 tiendas de campaña en Sumatra.


Cáritas
. 13 de octubre de 2009.- La pequeña Mitra está inquieta en su aldea de Sikabu Buikit, donde todas las casas fueron destruidas por el terremoto del 30 de septiembre. Su hogar y su escuela también se vinieron abajo. Está esperando la llegada de los camiones de Cáritas cargados con tiendas de campaña para ella y para su familia. Su madre le ha dicho: “Hoy llegará nuestra nueva casa”.“Estábamos en el exterior de nuestra casa”, explica Mitra. Había empezado a llover, añade, y los niños jugábamos a Hujan hujanan, un nombre que puede traducirse como corriendo bajo la lluvia. Esa fue la razón por la que los niños sobrevivieron. Cuando el terremoto llegó y las casas se desplomaron en un amasijo mortal de hormigón, madera y metal, los niños estaban fuera, jugando. Sólo tres personas murieron en Sikabu Buikit.Ninguno de los supervivientes tiene casa. “Ahora todos dormimos al raso”, dice Mitra. Por la noche, en la selva tropical húmeda bajan las temperaturas. “Nos morimos de frío y no podemos cerrar la puerta, porque ya no tenemos ninguna puerta que cerrar”, señala.Alrededor del mediodía, los camiones de Cáritas llegan al pueblo. De repente, todo el mundo parece ocupado. Algunos voluntarios locales han llegado para ayudar a los damnificados, junto a un grupo parroquial de jóvenes estudiantes de Padang y los trabajadores de Cáritas Indonesia. Rápidamente se monta una mesa, donde se colocan pequeñas tarjetas identificativas ya numeradas. Todo el mundo pugna por llegar a la mesa, mientras el alcalde intenta poner orden.Pronuncian el nombre del padre de Mitra de una lista. Tiene que mostrar su documento de identidad, antes de firmar la entrega de una de las tiendas. Un tampón de tinta está sobre la mesa para aquellos que no pueden escribir. El padre de Mitra pone su pulgar sobre el tampón y deja su huella en la lista, Luego carga la tienda en su vieja bicicleta y la empuja hacia el lugar donde hasta hace poco se levantaba su casa. Junto a los escombros, la familia ha reunido los pocos enseres que han podido rescatar.Pequeño recinto de privacidadAdemás de una protección contra las inclemencias del tiempo, estas tiendas impermeables proporcionan a cada familia un pequeño recinto de privacidad. La familia de Mitra consta de cinco miembros: sus padres, su hermano mayor y su abuela.Mitra se queda en el centro de la aldea. Le parece muy excitante todo lo que está pasando. La distribución dura un buen rato. Una mujer se queja a gritos porque cree que se han olvidado de ella. Pero logran calmarla. Y una tras otra, cada familia recibe su tienda, que trasporta hasta su trozo de terreno. Muy pronto comienzan a levantarse las primeras tiendas, justo al lado de las casas destruidas por el terremoto. Serán un refugio temporal hasta que comience la reconstrucción de las viviendas. Después de diez días durmiendo al aire libre, estas tiendas pueden parecer casi un lujo. Dos mujeres están sentadas dentro de una de ellas, comiendo arroz. “¡Incluso el suelo es impermeable!”, exclaman.A la caída de la tarde, se escuchan los chillidos de los más pequeños en el interior de las tiendas. “¡Yupi, tenemos una casa nueva!”, cantan los niños. Mitra está bailando en corro con sus amigos, mientras baten palmas. Como confiesa uno de los cooperantes de la red Cáritas en el terreno, “ese es uno de los momentos en los que se tiene plena consciencia de todo lo que significa cada esfuerzo, cada noche sin dormir, cada herida en nuestras manos y cada euro donado solidariamente”.Primer envío de 660 tiendasEste relato forma parte del plan de distribución de tiendas de campaña que comenzó a ejecutar la red Cáritas en Sumatra este fin de semana, inmediatamente después de la llegada a la terminal de carga aérea del aeropuerto de Padang del primer envío de 660 tiendas (más de 36 toneladas de peso total) para los damnificados del terremoto.

Enlaces de Interés

0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.