Campañas, Cáritas Diocesana, Noticias, Pobreza, Sensibilización

Cáritas reclama abordar la desigualdad estructural y la defensa activa de la dignidad y los derechos de las personas más frágiles

– Inmersa en un proceso de diseño de plan estratégico, la institución católica trabaja por reforzar la cercanía en las atenciones, respetar el protagonismo de las personas en sus procesos, y revisar sus servicios y programas, de cara a dar una mejor respuesta a las nuevas necesidades.

– Tras el confinamiento de la pasada primavera, Cáritas constata un agravamiento del problema de acceso a la vivienda y de la precarización del empleo, así como un retraimiento en las relaciones interpersonales, que podría derivar en aislamiento social.

– Con el lema “Esta Navidad, más cerca que nunca” Cáritas lanza su tradicional campaña de Navidad con un mensaje de esperanza: la cercanía no se mide en metros sino en gestos.

 

Vitoria-Gasteiz, 16 de diciembre de 2020.-  La situación de emergencia sanitaria ha llevado a Cáritas a reforzar en gran medida el trabajo de sostenimiento e impulso a las familias que, a pesar de los indicadores de recuperación de la crisis de 2008, no habían visto mejorada su situación. El confinamiento y las consecuencias del parón forzoso de la economía se han proyectado con dureza en las condiciones de vida de las personas más vulnerables.

Balance provisional 2020

Durante los meses de confinamiento, el número de entrevistas y atenciones se redujeron drásticamente. Sin embargo, en los últimos meses, tras la desescalada, Cáritas ha recuperado sus datos de entrevistas y familias atendidas. Si en marzo se mantuvieron 665 entrevistas, en los meses de confinamiento, la media fue de 350. El último dato computado, el de noviembre, ha sido de 1.204 entrevistas. En los últimos meses, también Cáritas ha recuperado su dato de atenciones, sobrepasando en este momento la media de los meses anteriores a marzo. En marzo se contabilizaron 428 atenciones; durante el confinamiento una media de 90 mensuales. En los meses de junio, julio, septiembre y octubre las atenciones fueron de 504, 568 , 643 y 728, respectivamente.

Algo similar ha sucedido con el importe destinado a ayudas económicas; no solo se han recuperado los importes previos al confinamiento, sino que en algunos meses han llegado a duplicarse. Si en marzo el importe ascendió a 4.420 € y la media durante en el confinamiento fue de 3.800 €, en noviembre se han contabilizado 6.720 €, siendo el dato más alto el registrado en el mes de septiembre, con 10.930 euros. Respecto al perfil de personas atendidas, sigue respondiendo fundamentalmente a mujer, migrante y sola con hijos/as a cargo.

En la nueva situación impuesta por la pandemia, Cáritas evidencia el aumento de las dificultades de acceso a la vivienda. Por una parte, por el abuso en los precios y la exigencia de fianzas; por otra, por las trabas para la firma de contratos, que hacen imposible acceder a las coberturas aprobadas por los gobiernos estatal y autonómico. Otras situaciones que preocupan a Cáritas son las de aquellas personas recién llegadas al territorio –con o sin permiso de residencia o trabajo– que no pueden acceder ni al mundo laboral ni a las prestaciones sociales. Entre las demandas recogidas por Cáritas están también las que tienen que ver con la pobreza relacional y el riesgo de aislamiento social, la ayuda en la tramitación presencial o telemática de prestaciones y la brecha digital.

Desde la perspectiva del empleo, ante un mercado laboral cerrado a nuevas contrataciones, Cáritas denuncia la desprotección de las personas con mayores niveles de precariedad laboral. Por otra parte, la atención durante los meses de confinamiento ha revelado que la realidad de la economía sumergida en nuestro territorio afecta a un mayor número de personas del que se creía.

También la actividad de los talleres de capacitación para el empleo se ha ido recuperando. De las 115 plazas cubiertas antes del confinamiento, se han activado 65. La pérdida de 50 plazas se debe a las limitaciones de espacio para mantener la distancia requerida por la normativa sanitaria y el retraso en la apertura de dos talleres del Centro Vicente García Zalduendo, de Abetxuko; uno de los cuales permanece cerrado. Cáritas afirma que esta circunstancia repercute directamente en la merma de oportunidades para las personas en procesos de inserción. Contempla recuperar la actividad plena en los próximos meses, aunque eso suponga modificar alguna de las actividades.

Respecto a la actividad de la Agencia de Colocación Lan Bila, en los meses de septiembre y octubre se alcanza ya una cierta normalización. El 70% de las personas que acuden son mujeres y en un 84% las demandas están relacionadas con el cuidado de personas y del hogar. Otras ofertas de empleo que se han gestionado han sido para operario/a de limpieza, auxiliar sociosanitario/a en residencias, operario/a de almacén, producción o peón agrícola.

Antes del confinamiento, Cáritas estaba ofreciendo formación a una media de 172 personas al mes. A partir del mes de mayo y hasta el inicio del periodo vacacional, se recupera parte de la actividad con alrededor de 80 participantes. Sin embargo, el nuevo curso arrancó con 141 personas, por lo que puede afirmarse que la actividad del Centro de Formación de Cáritas está prácticamente recuperada, a la espera de poder poner en marcha dos cursos financiados por Lanbide, que suponen 24 plazas más.

Respecto a la actividad del voluntariado, Cáritas, como otras organizaciones tras el confinamiento, ha visto reducido su capital humano. Si en febrero la Institución contabilizaba 859 personas voluntarias, a noviembre de 2020 son 804. Tras la desescalada, fueron 14 las personas de más de 60 años que decidieron apartarse de la actividad, temporal o definitivamente, por miedo al contagio. Cáritas valora y agradece a estas personas su trabajo durante el tiempo entregado a la Institución. Entre quienes decidieron continuar, hay personas que han reanudado la actividad y las hay también que han optado por esperar a que la situación de emergencia sanitaria esté más controlada. Aun conscientes de la vulnerabilidad que representa para Cáritas contar con un porcentaje elevado de gente mayor, confía en la fortaleza de su voluntariado y en las nuevas incorporaciones a la tarea de Cáritas, para seguir dando respuesta a las necesidades que se vayan planteando. Entre los meses de marzo y junio, 51 personas se ofrecieron para hacer voluntariado.

Líneas de trabajo 2021

Ante la nueva situación, Cáritas Diocesana trabaja en un plan estratégico que optimice su respuesta a las nuevas necesidades. Este marco de actuación contempla potenciar el acompañamiento y la proximidad en el desarrollo de los procesos de inclusión en los que las personas deben sentirse protagonistas. La Institución asume así un compromiso de revisión de sus servicios y programas, y afirma que “dar respuesta a las urgencias no debe distraernos de la necesidad de abordar –desde los distintos estamentos sociales la desigualdad estructural, que es la que consiente la vulneración de la dignidad y los derechos de las personas más frágiles de nuestra sociedad”.

Esta Navidad, más cerca que nunca

A pocos días de una Navidad que se presenta con desánimo y dificultades, Cáritas quiere ser mensajera de esperanza y canal de oportunidades para las personas que sufren. Porque, como puede leerse en el contenido de su tradicional campaña de Navidad, Sin pasar por alto que la distancia social es una barrera para el encuentro con los seres queridos, Cáritas llama a la comunidad cristiana –y a la sociedad en general– a repensar la celebración de la Navidad y buscar la manera de hacerse presentes con gestos capaces de transmitir cercanía y calor a quienes lo están pasando mal. Cáritas ha pedido también un gesto de proximidad con las personas que en estas fechas afrontan el vacío y el duelo de las ausencias.

#CadaGestoSuma

Con esta etiqueta diseñada para la sensibilización en redes sociales, Cáritas concentra su petición de compromisos personales y colectivos para aupar a las personas más frágiles. Todos los apoyos –económicos y personales– suman. Desde la institución se agradece el apoyo de todas las personas que han confiado y siguen confiando en Cáritas. En la página caritasvitoria.org está disponible toda la información para hacer un donativo, darse de alta con una cuota periódica o hacer voluntariado.


Esta Navidad, más cerca que nunca. Campaña de Navidad 2020.

0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.