Cáritas Diocesana, Cáritas Española, Iniciativa solidaria, Noticias, Proyectos, Sensibilización, Videos

Iniciativa solidaria del equipo ciclista Caja Rural-Seguros RGA para apoyar el proyecto Derecho a la Alimentación de Cáritas

 

  • A su paso por territorio alavés, anima a participar en una campaña de sensibilización en redes sociales para conseguir un donativo de 2.000 euros para Cáritas Diocesana

La iniciativa solidaria del equipo ciclista Caja Rural-Seguros RGA participante en La Vuelta a España ha querido este año colaborar con Cáritas apoyando su proyecto Derecho a la Alimentación. Con motivo del paso hoy por nuestro territorio de la etapa número 7 (Vitoria-Gasteiz-Valdegovía), el equipo Caja Rural-Seguros RGA anima a todas las personas a sumarse para conseguir los 1.000 likes a un vídeo de apoyo a la iniciativaque se traducirán en un donativo de 2.000 euros para Cáritas. En cada una de las etapas de la Vuelta, el equipo Caja Rural-Seguros RGA ha ido subiendo a sus perfiles de redes sociales, un clip protagonizado por una persona relevante del territorio; el mensaje de apoyo de esta séptima etapa ha corrido a cargo del ciclista vitoriano Joseba Beloki. Todos los vídeos recogidos en esta iniciativa solidaria se agrupan bajo la etiqueta #tucorazónsuma

¿Cómo participar?

Accede a la publicación del vídeo de Joseba Beloki entrando en los perfiles de redes sociales del equipo Caja Rural-Seguros RGA y deja constar tu like/me gusta/❤️ 

Instagram

Facebook

Twitter

Alcanzar los 1.000 likes supondrá sumar también, en esta etapa alavesa, el donativo para el proyecto Derecho a la Alimentación de Cáritas.


Conoce el proyecto Derecho a la Alimentación de Cáritas

Recientemente, Cáritas Española ha publicado un documento de trabajo en el que recoge la estrategia que marca la actuación de la institución en relación con el derecho a la alimentación. En este volumen, –Alimento y vestido como derecho. Cuestión de dignidad, autonomía e inclusión (julio, 2019)– pueden encontrarse mensajes como el siguiente:

“En los procesos de acogida, atención y acompañamiento de las personas en situación de mayor vulnerabilidad, la opción es clara: superar la dualidad que a veces se nos genera de “llenar los estómagos de manera inmediata” para acompañar la autogestión de vidas autónomas, y esto nos coloca en otra dirección, radicalmente distinta, de nuestras acciones.

Hemos de hacer un cambio de paradigma, en el ejercicio de un derecho y no de solicitar un favor, y en la evitación de generar “espacios o mercados para pobres” que segregan a la población y provocan más desigualdad.

En lugar de seguir con el reparto de alimentos nuestros esfuerzos se deben dirigir en repensar cómo normalizamos el acceso a estos para aquellas familias que lo necesiten, en la coordinación y/o derivación con otras entidades que distribuyen, en procesos de formación y empoderamiento, etc.

En la comunidad, en la sociedad a través de la toma de conciencia de la necesidad de un consumo consciente y responsable, del aprovechamiento de los recursos, para ello hace falta, también aquí, un cambio de paradigma, que tiene que ver con el cuidado de la naturaleza, de las personas, con la sostenibilidad del planeta”.

En este documento, se nos invita como institución a invertir tiempo y energía en facilitar la información y la toma de conciencia sobre estos temas:

“Por ejemplo, en vez de comprar alimentos en grandes almacenes para donarlo a determinadas entidades y con la aprobación interesada comercial de la empresa donde se realiza, sugerir que la persona pueda hacer una donación en dinero sabiendo que su destino es para el mismo fin, la satisfacción de necesidades básicas, pero con una estrategia emancipadora y respetuosa para las personas”.

-Noticias relacionadas: Cáritas reclama medidas estructurales para garantizar el derecho a la alimentación de las familias vulnerables

4

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.