Cáritas Rural, Migraciones, Noticias

XXI Encuentro Rural de Cáritas Diocesana de Vitoria. ¿VIVIMOS O CONVIVIMOS?

Laguardia, 30 de marzo de 2019

La movilidad forma parte del ser humano. Las personas nos desplazamos por el mundo, desde el principio de los tiempos. Viajar, visitar otros lugares siempre abre la mente y el corazón, tanto de los que se van como de los que reciben al visitante.

Sin embargo, en muchas ocasiones, las migraciones se producen por necesidad. Muchas personas se ven forzadas a marcharse de sus lugares de origen porque les resulta imposible vivir con dignidad.

Sólo podemos amar lo que conocemos, y conocer lo que amamos. Sólo nos movemos, reaccionamos, y actuamos cuando nos toca la vida de otras personas, cuando nos manchamos con su realidad, cuando nos sentamos en su misma silla y sentimos y vemos el mundo desde el lugar en el que el otro está”

Este es el tema que nos ha acompañado en la reflexión del XXI Encuentro Rural de Cáritas Diocesana donde nos hemos reunido más de 80 personas.

Para comenzar la mañana y centrarnos con datos y conclusiones de estudios, hemos contado  con la colaboración de la Diputación Foral de Álava, siendo, Pepe Oleaga e Irune Ruiz  (Sociólogos de Ikuspegi, Observatorio Vasco de Inmigración) los encargados de mostrarnos y compartir con todos y todas nosotras, las conclusiones de su estudio “Barómetro sobre la inmigración en Álava 2018”.

Tras el descanso, pasamos a los “talleres antirumores” dinamizados por la Asociación Entretanto Entretente. En ellos hemos podido debatir y exponer nuestros puntos de vista con unas dinámicas sobre los rumores que corren acerca de la inmigración.

Y para terminar el Encuentro y poner el broche de oro, hemos invitado a mirar la situación de las personas migrantes, poniéndoles cara, conociendo sus nombres, sus vivencias y sus lugares de origen, de tránsito y de destino. Tres personas, Wilfred desde Colombia, Assia desde Marruecos y Karim desde Mauritania, se vieron obligados a migrar y han compartido su experiencia de vida con todos los asistentes. Consiguieron que no solo miráramos, si no que viésemos el mundo con otros ojos, sus ojos, para conocer la realidad invisible de tantas personas, y que esto nos ensanche el corazón para acogerlas, compartir y celebrar la vida como familia que somos.

Un Encuentro, que como siempre, se ha caracterizado por el buen ambiente. Salimos un año más renovados y fortalecidos para seguir trabajando en nuestra tarea de hacer un mundo mejor.

 

XXI Encuentro Rural_2019

 

0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.