Cáritas Centro, Noticias

La Escuela de Formación para mujeres, invitada a la Mezquita de Zabalgana.

Unos días atrás, Rhimou, una de las alumnas del centro nos propuso la idea de ir a conocer la mezquita que hay en el barrio de Zabalgana. Fuimos valorando la propuesta en los diferentes grupos y a todas nos encantó la idea.

Desde la mezquita, llevada por la  Asociación Cultural Árabe Al Mohsinin, nos dijeron que podríamos ir el martes día 2 de abril, a las seis cuando acabaran su rezo de media tarde.

Unas treinta mujeres nos animamos a acudir a esta entrañable invitación, bien en autobús o en transporte privado. Una vez allí, nos descalzamos y quien quiso se tapó el cabello, entramos a una pequeña sala con pupitres para niños, donde se dan clases de Corán, y posteriormente pasamos a la sala grande donde habitualmente hacen la oración los hombres.

De inicio nos rezaron la Sura 19 Maryam (dedicada a María la madre del profeta Jesús). El tono y el ritmo resultaban en momentos inspiradores y trascendentes.

Posteriormente, se nos explicó en líneas generales lo que realmente es el Islam, no con intención de convencer de nada sino de aclarar mitos y estereotipos sobre esta religión, así se nos habló como realmente busca la paz, el respeto y la misericordia. Preguntamos sobre el trato a la mujer y nos explicaron como el Corán promueve el trato igualitario y potenciador de la mujer, y la búsqueda de sabiduría para entender y vivir el mundo con valores. Como pasa en muchos sitios y con otras religiones, llegamos a la conclusión que los mayores peligros están en los poderes y las personas que utilizan la religión como excusa para otros intereses.

Tras esta pequeña charla informativa, volvimos a escuchar el rezo de otra sura y la llamada al rezo. Este último emocionó a mujeres de la escuela de origen magrebí, ya que les hizo sentir nostalgia de su familia y país.

Como no podía ser de otra manera, quedó evidente la maestría de la cultura árabe para ser anfitriones, ya que nos habían preparado un riquísimo té con hierbabuena y unos postres exquisitos. Acabando el encuentro con una distendida conversación entre todas las personas asistentes.

Nos acordamos del Papa y su visita a Marruecos, como probablemente coincidiéramos en sensaciones y objetivos; buscando espacios de encuentro sinceros, donde tratamos de superar nuestras diferencias, potenciando lo que nos une, para así entre todas construir una sociedad más justa, mejor y capaz de vivir en paz y armonía, por lo que he leído, creo que él lo llamó “cultura de la misericordia”.

La Escuela de Formación para mujeres, invitada a la Mezquita de Zabalgana
1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.