Cáritas Española, Emergencias, Noticias

Huracanes «Eta» e «Iota»: Las Cáritas de Centroamérica lanzan planes de ayuda urgente a los damnificados

  • Las Cáritas de Nicaragua, Guatemala y Honduras han activado sendos programas de emergencia por valor total de 678.000 euros.

Tras el impacto del huracán “Eta” en varios países de Centroamérica entre el 3 y el 6 de noviembre –considerado el más devastador de todos los registrados en la región en veinte años—, un nuevo huracán, el “Iota”, se abatió el 17 de noviembre sobre el istmo, añadiendo devastación a la provocada por su predecesor.

Los daños causados por el paso consecutivo de ambos huracanes han afectado a 4,9 millones de personas en toda la región, cientos de miles de las cuales han pedido sus hogares, y han provocado inundaciones, deslizamientos de tierra y cortes de energía y vías de comunicación. Se informa de decenas de muertes en toda la región, pero todavía no se dispone de cifras oficiales dado que muchas comunidades permanecen aisladas.

Las Cáritas de Honduras, Guatemala y Nicaragua —los países más afectados— han tenido que redoblar sus esfuerzos de rescate y ayuda de emergencia a las víctimas más vulnerables, además de reorientar sus planes iniciales para ampliar la respuesta a las nuevas necesidades, que se han multiplicado tras el impacto del segundo huracán.

El coordinador regional de Cáritas Internationalis para América Latina, el P. Francisco Hernández, ha señalado que “como siempre, son los más pobres los que más sufren y las personas que ya eran vulnerables necesitan desesperadamente, además de refugio y comida, ayuda para protegerse del COVID-19″.

A ello se añaden las condiciones de hacinamiento que se vive en los centros de acogida temporal de los damnificados (muchos de ellos habilitados en templos e instalaciones parroquiales), con el consiguiente riesgo de propagación de enfermedades.

Solidaridad internacional para reconstruir comunidades

El director de Cáritas Honduras, Wilfredo Cervantes, ha reclamado ayuda a la red internacional de Cáritas para afrontar los efectos de esta grave emergencia. “Honduras es uno de los países más pobres de América Latina. No tenemos los medios para responder a las emergencias combinadas de huracanes consecutivos, así como a los efectos de la pandemia de COVID-19″, ha afirmado.

“Más de tres millones de personas –añade— se han visto afectadas en Honduras. Muchas familias duermen al aire libre. Queremos atender sus necesidades inmediatas a corto plazo y ayudarles a reconstruir sus hogares y vidas a largo plazo. Con la solidaridad internacional podemos comenzar a reconstruir nuestras comunidades”.

Respuesta a la primera fase de la emergencia

Las Cáritas de Honduras, Guatemala y Nicaragua han lanzado sendos llamamientos de ayuda a las Cáritas donantes para financiar sus respectivos programas de respuesta rápida a esta primera fase de la emergencia. Cada uno tendrá una duración de dos meses y un coste global de 678.000 euros para los tres países. Las acciones prioritarias que se incluyen en los mismos se centrarán en la distribución de alimentos, kits de higiene y acceso a agua segura, junto a medidas de protección ante la COVID-19.

Cáritas Honduras manejará un fondo de 250.,000 euros para poner el foco de sus acciones de emergencia en 2.500 familias especialmente vulnerables (unas 12.500 personas), junto a un programa de reconstrucción de viviendas

Cáritas Guatemala brindará ayuda durante los dos próximos meses a 1.600 familias (8.000 personas). Gran parte del país ha sufrido serias inundaciones, que llegaron a alcanzar niveles de 4 metros de altura y que han afectado más seriamente a las comunidades rurales que viven en zonas fluviales. La Cáritas local estima que las familias de agricultores han perdido hasta el 75 por ciento de sus cosechas en este doble desastre. El coste de esta primera fase del plan de emergencia es de 236.000 euros.

En Nicaragua, por su parte, Cáritas ayudará a 1.000 familias (5.600 personas) durante los próximos dos meses, centrándose en los capítulos de alimentación, higiene, el acceso a agua potable y medidas de prevención ante la COVID. El presupuesto total de este plan de emergencia es de 192.000 euros.

Apoyo de Cáritas Española

Cáritas Española, que ya había movilizado tras el impacto de “Eta” una partida de 30.000 euros procedentes de sus fondos de emergencia para responder a la petición urgente de ayuda enviada por Cáritas Nicaragua, va a solicitar ahora a la AECID ((Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo) la activación del actual Convenio de respuesta a Emergencias que Cáritas mantiene con la Agencia para movilizar sendas partidas de 60.000 euros con destino a las Cáritas de Honduras y Guatemala.

Al mismo tiempo, se está cerrando una nueva aportación de Cáritas Española al llamamiento de Cáritas Nicaragua, cuyo importe se decidirá en breve.

Además, se ha habilitado un canal de solidaridad para que los donantes españoles puedan apoyar las acciones de ayuda humanitaria a los damnificados lanzadas por las Cáritas de esos países.

0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.